Reparacion de enchufes

Cuando la clavija inicial de un artefacto eléctrico se daña, es probable que deba sustituirlo por un repuesto obtenido de una ferretería.

Un conector eléctrico puede maltratarse por causa de  un cortocircuito o por el uso inadecuado por el lado del usuario. Gran cantidad de artefactos disponen de una clavija cubierta de plástico no desarmable, esto hace que sea obligatorio cambiarla por otra nueva. En el siguiente artículo se exponen los diversos problemas en enchufes, su reparación y cómo prevenir su deterioro.

Problemas en el enchufe

En muchos casos las clavijas de los artefactos eléctricos se dañan, esto  puede deberse a un fallo con el circuito (Una subida en la tensión puede calcinar los cables), por la incorrecta manipulación, o usar constantemente algún artefacto. El enchufe debe reemplazarse cuando se detecta algún problema.  No debe esperarse a que pare de funcionar, puesto que podría hacer un ” contacto falso ” y funcionar solo cuando está en una determinada posición.

Cabe destacar que cuando hablamos de circuitos, la palabra “enchufe”  nombra los dos miembros que integran  la conexión. No obstante aquí llamaremos a la clavija así, y a otra parte le diremos “toma corriente”

Entonces, para reparar su enchufe solo debe desmontarlo para inspeccionar su interior, detectar el fallo y arreglarlo. Pero los artefactos, cada vez más  vienen con enchufes que no se pueden desarmar. Esto para ganar seguridad, gracias a que está compuesto por un material aislante, pero  también causa que parezca que, en caso de un fallo, no se pudiera hacer más que adquirir un nuevo aparato.

Sin embargo, no es verdad. Se puede sustituir el enchufe dañado por uno que puede comprar en una ferretería. Este lo consigue desmontable, y aunque parezca que no es tan seguro como el original, en realidad no causa ningún riesgo grave y le permitirá continuar usando un aparato, del cual, el único problema era el enchufe.

Como reparar el enchufe

Indiferentemente de que haya desarmado el enchufe o haya adquirido uno nuevo,  es importante  que tenga libre el cable para poder hacer la conexión nueva. Primero debe quitar el componente aislante que cubre el cable, dejando expuesto así de 3 a 4 cm  de los 3 hilos que lleva dentro. Así también, estos hilos están cubiertos por plástico de distintos colores para poder identificarlos: El de fase puede ser marrón, negro o gris, mientras el azul es neutro, y el amarillo y verde es el de tierra.

Cuando coloque el cable en la clavija nueva, debe enrollarlos al rededor del tornillo y las patas que le corresponde y  acoplarlos para que se mantengan al usarlos. Los cables de neutro y fase se deben conectar a las patas de la clavija, sin importar a cual. Es importante que el hilo de tierra esté conectado al tornillo del centro.

Una vez que estén seguras las conexiones solo debe volver a armar el enchufe y disfrutar nuevamente de su aparato.

Consejos para prevenir que el enchufe se deteriore

Situaciones externas (alteración en la tensión, uso excesivo, etc.) o mal uso por parte de las personas, pueden causar el deterioro de los enchufes. Aquí enumeramos algunos consejos para evitar problemas en estos.

  • Jamás alar el cable a la hora de desenchufarlo, Se debe agarrar la clavija y retirarla aplicando un poco de fuerza sobre ella.
  • Desenchufe los aparatos que no tenga planeado usar en largo tiempo.
  • No deje que el artefacto prenda del cable conectado, así sea ligero.
  • Utilice una regleta con interruptores particulares si necesita de varias tomas corrientes, y no use ladrones que pueden sobre cargar el enchufe y quemarlo. Hay que recalcar que cada uno soporta determinada potencia. Si el aparato sobrepasa su capacidad también puede ocasionar una sobrecarga.
  • No coloque fuentes de calor cerca de los enchufes, ya que al someterse a altas temperaturas puede deformarse y dañarse el enchufe. Así mismo, puede traer consecuencias mayores, como descargas eléctricas o un incendio.